Regulación de la homeostasis
Tercero medio - Actividad Nº 38

 

 

1.- ¿Cómo se relacionan los subsistemas?

Para que un organismo se mantenga vivo, todos sus subsistemas deben operar adecuadamente, respondiendo de manera adecuada y en el momento preciso. De esta forma se logra mantener el medio interno estable, pese a las diferentes variaciones ambientales y a la dinámica de los procesos que determinan la composición de cada individuo.

Aquellas perturbaciones que causan desequilibrio del medio interno se denominan estímulos estresantes. Corresponden por ejemplo al calor, el frío y la falta de agua o de oxígeno, que son estímulos externos, es decir, que derivadas de factores que no tienen relación directa con el individuo, pero también, pueden ser estímulos internos como el dolor, el bajo nivel de glucosa y la acidificación de la sangre, que la relacionan directamente con el funcionamiento del organismo del individuo.

Cuando el organismo se ve enfrentado a estímulos estresantes, éste dispone de mecanismos de control homeostático que intentar contrarrestar los efectos que puede sufrir. Para ello, todos los subsistemas participan de forma coordinada, pero toman especial relevancia los subsistemas de relación, es decir, los sistemas nervioso y endocrino, ya que, ellos se ocupan de integrar y coordinar las respuestas adaptativas del organismo frente a las variaciones que alteran su estado de equilibrio.

Los mecanismos de control homeostático, generalmente, se asocian a sistemas de retroalimentación, es decir, sistemas que son capaces de obtener y procesar información relacionada en su mayoría con funciones que realiza el organismo para generar acciones correctivas cuando sufre un desequilibrio. Hay sistemas de retroalimentación negativos y positivos.

homeostasis_regulacion_1.jpg (479×183)

 

El centro de integración o de control es el encargado de establecer los límites entre los que deben mantenerse una determinada condición. Estos receptores monitorean permanentemente el estado de equilibrio del individuo, sobretodo cuando un estímulo provoca una alteración, ya que, estos centros envían señales e información desde los órganos aferentes hasta los centros de control, los que al recibirla, determinan y fabrican respuestas que reestablecerán el equilibrio al organismo, a través del envío de mensajes o información hasta los órganos eferentes,  que son quienes finalmente, ejecutan la respuesta monitoreada por el receptor.

Las diferencias entre las respuestas nerviosa y endocrina son:

 

Aspecto

Respuesta nerviosa

Respuesta endocrina

Forma en la que se transmite la información entre las células.

Impulso nervioso y secreción de neurotransmisores.

Secreción de hormonas.

Medio por el cual se propaga la información.

Axón y terminales axónicos.

Sangre y matriz extracelular.

Rapidez con que se  transmite la información y se genera una respuesta.

Mayor (milisegundos).

Menor (segundos, horas).

Concentración de la molécula que transmite la información en el medio de propagación.

Los neurotransmisores pueden alcanzar altas concentraciones en la sinapsis. Por ejemplo. 5 x10-4 M.

Las hormonas viajan muy diluidas en la sangre: comúnmente < 10-8 M.

Permanencia del efecto.

Corta duración.

Larga duración.

 

 

2.- ¿Cómo se controla a nivel neuroendocrino la homeostasis?

En el encéfalo, se encuentra el hipotálamo, que es el principal centro de integración encargado de la coordinar los sistemas nervioso y endocrino para la regulación de la homeostasis. Este órgano también interviene en la función de casi todos los órganos del cuerpo, mediante la integración de la información y el control que ejerce sobre la actividad del sistema nervioso autónomo y la función de la hipófisis.

A este órgano llega variada información, que llega por distintas vías, y que genera las respuestas que regulan la homeostasis, son:

 

- La presión sanguínea y la distensión estomacal o hinchazón estomacal, mediante el nervio vago.

- La temperatura de la piel, desde el tronco cerebral.

- Las condiciones de luz y oscuridad, mediante las vías ópticas.

- El balance iónico y la temperatura de la sangre, gracias a diversos receptores ubicados en distintos órganos.

 

El sistema nervioso autónomo (SNA) es una división del sistema nervioso encargada de responder de manera automática e involuntaria a ciertos estímulos, ya que se encarga de  controlar la musculatura lisa, las glándulas exocrinas y el músculo cardíaco. Presenta tres divisiones: entérica, simpática y parasimpática.

Las dos últimas divisiones son las responsables de la regulación de lo se relaciona con las emociones y la homeostasis, y ambos generan respuestas opuestas y complementarias, manteniendo de esta manera, las condiciones normales del metabolismo del individuo.

El hipotálamo se conecta con los centros neuronales del sistema nervioso autónomo, que se ubican en el tronco encefálico y en la médula espinal. De esta manera, controla la presión arterial, la composición iónica y electrolítica del organismo y las respuestas reproductivas y frente a situaciones de estrés agudo.

Por ende, el hipotálamo, a través de la rama simpática del sistema nervioso autónomo, frente a situaciones de amenaza externa, o si ocurre un desequilibrio interno, envía señales a múltiples órganos para que generen respuestas que respondan a los estímulos estresantes.  Cuando ya ha pasado la emergencia, el hipotálamo, a través de la división parasimpática, ordena a los órganos para volver a su condición normal de funcionamiento.

 

homeostasis_regulacion_2.png (435×400)

 

 

3.- ¿Cómo controla el hipotálamo a la hipófisis?

Para ejercer su función de mantener el equilibrio en el organismo, a través de la homeostasis, el hipotálamo, regula las actividades de otras glándulas endocrinas, a través del control de la hipófisis, la denominada “glándula maestra”, ya que, es la principal glándula del sistema endocrina, y su principal función es controlar la actividad secretora de las demás glándulas que están presentes en el cuerpo.

La hipófisis es una glándula pequeña, ubicada en la base del encéfalo, la cual se divide en tres partes o lóbulos, que son: la adenohipófisis o lóbulo anterior, la neurohipófisis o lóbulo posterior y el lóbulo intermedio. Este último lóbulo es quién conecta a los otros dos.

La función del hipotálamo se debe a que está formado por diversas células neurosecretoras, que corresponden a grupos de neuronas especializadas, que a raíz de un estímulo son capaces de liberar diversas hormonas, ya que las producen y las almacenan. Estas secreciones, ingresan a la adenohipófisis a través de un grupo de capilares sanguíneos que la rodean, para estimular o inhibir la secreción de las hormonas que libera la hipófisis. Por otra parte, la neurohipófisis, no produce hormonas, por lo cual, no corresponde a una glándula endocrina, pero si, almacena las secreciones hormonales que se producen en el hipotálamo.

 

 

homeostasis_regulacion_3.jpg (699×419)

 

Lóbulo anterior o Adenohipofisis: es regulada por neuronas hipotalámicas que secretan hormonas conocidas como factores liberadores y factores inhibidores.

Lóbulo posterior o neurohipófisis: contiene las terminales nerviosas de neuronas que liberan las hormonas Oxitocina y vasopresina, que luego son absorbidas por los capilares de la Neurohipófisis.

Capilares del sistema porta hipotálamo-hipófisis: en ellos son vertidos los factores liberadores e inhibidores del hipotálamo que controlan la secreción hormonal de la hipófisis.


 

Creado por Portal Educativo. Fecha: 2016-10-03. Se autoriza uso citando www.portaleducativo.net. Prohibido su uso con fines comerciales.
 
¿Necesitas más ayuda?
Crea una cuenta y aprende con nuestros contenidos escolares, videos explicativos, evaluaciones que miden tu avance y profesores online que responden tus dudas.
Regístrate, toma solo unos minutos y puedes cancelar tu cuenta cuando quieras.
 








 
Y accede a los mejores cursos escolares online ;)
Crea una cuenta gratuita

¿Cuál es tu curso?

 




Mensualmente más de 3 millones de alumnos estudian con nosotros.
Crea tu cuenta gratuita

¿Cuál es tu email?

 


Usarás este email para ingresar a la plataforma


Los alumnos aman nuestra metodología de estudio.
Crea una cuenta gratuita

Contraseña


Confirmar contraseña

 




Mensualmente más de 3 millones de alumnos estudian con nosotros.
Crea una cuenta gratuita

Código secreto

 




Mensualmente más de 3 millones de alumnos estudian con nosotros.