La colonia: Actividades productivas


Actividad Nº 25



 

1- Las actividades productivas

Durante los primeros años, la economía chilena dependió fundamentalmente de la extracción de oro en los lavaderos. La sublevación de 1598- que dejó en poder de los mapuches toda la región sur- tuvo como consecuencia inmediata disminuir las actividades, mineras, que fueron reemplazadas por las agropecuarias.

 

1.1- La agricultura

Las condiciones geográficas del valle central, tan similares a las de España, permitieron la fácil aclimatación de cereales y frutos europeos. La producción era limitada por problemas que escapaban al control chileno: la escasez de población, que reducía el consumo interno, y el costo de los fletes, que hacía imposible la exportación hacia otros mercados.

Sin embargo, la sublevación de 1598 y la consiguiente pérdida de las ciudades del Sur hizo de la agricultura la principal actividad económica, al quedar en el territorio en el territorio dominado por los mapuches la mayor parte de los lavaderos de oro de esa región.

Las propiedades, desde las haciendas hasta las chacras, fueron explotadas en una forma extensiva , dada la fertilidad de las tierras y el hecho de que se utilizaban semillas prácticamente nuevas, que no habían sufrido ningún tipo de desgaste.

En los cultivos, es necesario distinguir entre los de origen europeo y los autóctonos:

- Entre los europeos podemos destacar: El trigo que ocupó el primer lugar por su cantidad y valor relativo, seguido de la cebada, la lenteja, los garbanzos, las habas, hortalizas y frutales, tales como duraznos, membrillos, higos.

- Entre los de origen autóctono tenemos: maíz, poroto, zapallo, papa, etc.

El terremoto del 20 de octubre de 1687 que afectó a Lima y Callao, cubrió sus campos adyacentes de un polvillo negro que los esterilizó para los cultivos, lo que generó un activo comercio con Chile, pues aquí debieron adquirir los peruanos el trigo que les negaba su propia tierra.

La apertura de este mercado no mejoró en forma significativa el nivel de vida de los agricultores, pues la carencia de una marina mercante hacía necesario utilizar barcos fletados por comerciantes limeños que fijaban los precios a su antojo. Además los virreyes dictaron una serie de disposiciones tendientes a asegurar a bajo precio el abastecimiento de sus gobernados, medidas que incidieron negativamente en las hipotéticas ganancias de las hacendados chilenos. Sólo en 1775 se consiguió la abolición de los impuestos que gravaban la importación de trigo y harina chilenos.

Por otra parte, los dueños de haciendas o propiedades medianas y pequeñas mostraron una notoria incapacidad para aumentar el rendimiento de sus tierras que agravada por la falta de mercados, desalentaron todo intento por incrementar la producción. lo que nadie vendía se desperdiciaba sin que a nadie se le ocurriese hacer "stocks" para los años secos. Como la parte cultivada era esencialmente de riego, cualquier año de sequía provocaba inmediatamente la escasez de productos agrícolas.

El trigo y, en menor escala, las frutas secas y los vinos, eran los únicos productos que tenían mercado comprador externo. Sin embargo, los beneficios iban a parar al bolsillo de los intermediarios y comerciantes extranjeros y no al de los agricultores.

El resto de la producción agraria servía exclusivamente para atender a la subsistencia.

Durante el siglo XVIII, el Gobernador Ambrosio O' Higgins, fiel a las normas del Despotismo Ilustrado, introdujo en Chile una serie de productos de carácter tropical tales como la caña de azúcar y el algodón, pero sin mayor éxito.

 

1.2- La ganadería

Al igual que  lo sucedido con la producción agrícola, en Chile se aclimataron perfectamente los animales traídos de Europa: caballos, vacunos, ovejas, cerdos y aves de corral.

Durante el siglo XVI alcanzó gran impulso la crianza de mulas, muy cotizadas en las faenas de extracción de plata de Potosí, al extremo de tener que dictar medidas prohibiéndola, porque implicaba una disminución peligrosa de los caballares, indispensables para la guerra con los mapuches.

Las cabras, muy abundantes desde el límite norte hasta el Aconcagua, proporcionaban carne, leche y pieles que se utilizabanpara fabricar pellejos destinados a transportar vino y, las de mejor calidad para curtir cordobanes.

Las ovejas abundaban en la región comprendida entre el Aconcagua y el Biobío. Eran muy apreciadas por su carne y especialmente por su lana, indispensable para obtener hilos que se empleaban en los telares domésticos.

Los vacunos abundaban entre el Aconcagua y el Biobío y constituían el ganado más impportante que proporcionaba carne fresca, leche para fabricar mantequilleas y quesos y su carne ahumada o charqui, que constituyó un producto de exportación muy apreciado.Sus pieles eran utilizadas en la fabricación de suelas.

La crianza, especialmente de vacunos, era totalmente libre. Los animales se dejaban pastando en las extensas estancias o campos libres. Una vez al año, generalmente a mediados de octubre, tenía lugar el rodeo, actividad destinada a convertirse en la más típica de los campos chilenos, en la que los huasos hacían alarde de sus habilidades para arrear y encerrar a los animales con el fin de que sus dueños los separaran y marcasen.

Terminado el proceso de engorda y rodeo los vacunos, caprinos y ovejunos eran llevados a las ramadas de matanzas, de donde obtenían diversos productos tanto para la exportación como para el consumo interno. Rubros de exportación de relativa importancia fueron el sebo, elcharqui y los cordobanes. El resto se destinaba al consumo interno de la estancia o hacienda y muy poco se vendía en lo que se llamaba ciudades.


 


Creado por Portal Educativo. Fecha: 2015-10-23. Se autoriza uso citando www.portaleducativo.net. Prohibido su uso con fines comerciales.
¿Necesitas más ayuda? Revisa nuestros cursos online :)
Homeschool
homeschool
Reforzamiento
Reforzamiento
PSU
psu


¿Entendiste? Cuéntanos si necesitas más ayuda :)
















Max