La Revolución Francesa


Actividad Nº 807



 

1- La revolución francesa

La crisis de la sociedad del llamado antiguo régimen constituyó uno de los principales detonantes del estallido revolucionario.

La sociedad francesa estaba dividida en tres estados, el primero de ellos estaba formado por el clero, el segundo por la nobleza y el tercero por el resto de la población llamados Tercer Estado,  en el que se integraban desde los grandes comerciantes y banqueros hasta los campesinos  y labradores. Los miembros del tercer estado, cada vez más instruidos recibieron la influencia de los pensadores y filósofos ilustrados que como Montesquieu y Rousseau, pretendían realizar un cambio en la estructura social.

 

1.1- Causas de la Revolución Francesa

En 1789, Francia se encontraba en una profunda crisis económica y social, las clases populares mostraban creciente descontento ante la subida de los precios provocada por las  malas cosechas y la presión ejercida por la nobleza y clero con respecto a la recaudación de tributo y diezmo. Los cargos públicos se vendían y la administración no era uniforme para todo el país.

La burguesía estaba descontenta ante la marginación política y social. Aspiraba aponer fin al absolutismo animada por las ideas ilustradas.

Además el reino pasaba por una gran crisis financiera, debido a las numerosas deudas contraídas para sufragar los gastos ocasionados por su participación en la guerra de la independencia de los Estados Unidos.

 

1.2- Comienzos de la Revolución (1789)

La necesidad de obtener recursos para financiar las deudas movió a  algunos ministros de Luis XVI a intentar una modificación del sistema de impuestos y extender el pago de impuestos a la clase privilegiada. Exigieron al monarca que convocase los Estados Generales, asamblea de los tres estamentos, que podía aprobar una reforma final. 

La nobleza pretendía mediante esta convocatoria convertirse en la fuerza política de mayor poder en Francia y controlar los restantes estamentos.

Cada estamento contaba con igual número de diputados, deliberaba separadamente y tenía un único voto. De este modo Nobleza y Clero, siempre derrotarían la propuesta del Tercer Estado, este acuerdo suscitó la desconfianza del tercer estado que se revolvió contra  las pretensiones de la nobleza, y pese a que en un principio apoyaron a los nobles en su lucha contra el gobierno de Luis XVI, burgueses, trabajadores urbanos y campesinos pasaron a convertirse en enemigos encarnizados de los estamentos más altos de la Sociedad.

El  5 de mayo se reunieron los Estados Generales en Versalles. Los miembros del Tercer Estado instaron a que se votara por individuos y no por estamento, a lo que se opusieron el clero y la nobleza. El 20 de junio, los representantes del pueblo se reunieron en la sala de juegos de Pelota (Jeu de Paume), y el 9 de junio formaron una Asamblea Constituyente.

 

1.3- Hitos y logros de la Revolución.

La agitación social se recrudeció cuando el rey concentró fuertes efectivos  militares cerca de Versalles con la intención de disolver la Asamblea. En Paris, burgueses y obreros hicieron acopio de las armas y el 14 de julio tomaron la prisión de la Bastilla, símbolo de la operación política del antiguo régimen. Se disolvió el ejército monárquico y el marqués de La Fayette organizó la guardia nacional, fuerza armada de la revolución. 

Mientras tanto en las zonas rurales los campesinos actuaban en contra del régimen señorial y atacaban a los propietarios de las tierras, desencadenándose lo que se conoce con el nombre de “gran miedo”.

El 04 de agosto, la Asamblea Nacional Constituyente abolió los privilegios feudales y promulgó la Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano. El imperio de la ley, la igualdad y libertad de los hombres y la soberanía nacional fueron los postulados capitales de la declaración: libertad, igualdad y fraternidad fueron las consignas que adoptó la revolución francesa.

Surgieron nuevos conflictos cuando la Asamblea promulgó la Constitución Civil del Clero, que separó la Iglesia del Estado, Luis XVI, huyó de Paris pero fue detenido en Varennes. (Fuga de Varennes).

Estos sucesos tuvieron como consecuencia la división de la Asamblea en dos facciones opuestas, la de los Girondinos, (republicanos y monárquicos moderados) y la de los Jacobinos, que representaban el ala radical de la revolución.

La Asamblea proclamó el 03 de septiembre, la nueva Constitución de Francia, en que se recogían los postulados clásicos del liberalismo. La división de poderes implicaba la limitación del poder monárquico, la administración de justicia, por otra parte quedaba sometida directamente al Estado con lo que se acababan las jurisdicciones señoriales. La propiedad determinaba la división de los ciudadanos en activos (propietarios con derecho a voto), y pasivos (el llamado cuarto estado, o clases trabajadoras que carecía de derechos políticos.

Tras la promulgación de la Constitución, la Asamblea Constituyente se disolvió y se convocó la elección de la Asamblea Legislativa, reunida por primera vez en Octubre de 1791.

El temor a que se produjera una expansión de las ideas revolucionarias incitó a los países vecinos a declarar la guerra a Francia. Luis XVI deseaba que estallara la guerra para volver a reinar, por lo que los revolucionarios instigados ahora por líderes radicales como Robespierre, Danton y Marat decidieron emprender una nueva lucha en la que la eliminación del rey se convirtió en el

En abril de 1792, se declaró la guerra a Austria, los austriacos invadieron Francia y llegaron a las puertas de Paris. La situación originó un clima de revuelta, los jacobinos  y los sans – culottes asaltaron el palacio de la Tullerías, encarcelaron al rey y se proclamó un gobierno popular en Paris la Comuna y el 20 de septiembre se constituyó la Convención Nacional.

La primera decisión de la Convención consistió en abolir la monarquía e instaurar la República. La nueva Institución nació dividida por un lado los girondinos o de la llanura representaban a la gran burguesía y, por otro, los jacobinos o montañeses eran apoyados por la pequeña burguesía y las clases populares (sans culottes).

El 21 de enero de 1793, se ordenó la ejecución de Luis XVI y de su esposa María Antonieta.

Para defender la revolución los jacobinos organizaron un comité de Salvación Pública entre  cuyos miembros destacaron Danton, León de Saint- Just y Robespierre, quién pretendió llevar a cabo un programa democrático, impedir la extensión de las ideas contrarrevolucionarias y finalizar la guerra con Europa.

Frente a las amenazas externas, la república organizó un ejército, decretó un reclutamiento obligatorio,( la leva de masa),e impulsó la política del Terror

El comité de Salvación Pública aprobó una serie de leyes sociales: el control de los precios y salarios la Ley de máximum, la distribución de bienes de los contrarrevolucionarios entre los indigentes, la venta de las tierras del clero en pequeños lotes y la instrucción obligatoria. Se instauró el culto a la razón y se cerraron las iglesias. Se inicia el período de la política del terror en la que se persiguen las actividades contrarias a la revolución, se castiga y ejecuta a los sospechosos de ser contrarrevolucionarios.

En 1794, los ejércitos franceses se imponían a los de la coalición extranjera, pero la radicalización de la revolución, el Terror y el gobierno dictatorial jacobino provocaron la oposición de una parte de la población.

Robespierre fue abandonado, destituido y ejecutado en 1794 junto a otros  dirigentes jacobinos (golpe de Estado de Termidor).

Una nueva Constitución (1795),otorgó el poder ejecutivo a un gobierno colegiado (Directorio), restableció el sufragio censitario y dividió el poder legislativo en dos cámaras, la Cámara baja o Consejo de los quinientos y la Cámara alta o Consejo de las Ancianos que en sesiones extraordinarias elegían a los cinco miembros del Directorio.

El Directorio continuó la lucha contra los monárquicos y radicales, derogó la constitución de 1793 y anuló todas las medidas de aquel período, persiguió a los jacobinos. También promovió una política de retorno de los exiliados a causa del Terror.

El ejército empezó a ganar prestigio y se vio obligado a intervenir en nuevos levantamientos, empezaba a destacarse un joven general Napoleón Bonaparte, quién apoyado por la burguesía protagonizó un golpe de Estado que puso fin al Directorio e inauguró el Consulado (1799- 1804).

La revolución había terminado, aunque las ideas y transformaciones políticas de la época revolucionaria serían difundidas posteriormente por los ejércitos napoleónicos. 

 

1.4- Consecuencias de la Revolución Francesa

a) Se destruyó el Sistema feudal.             

b) Se dio un fuerte golpe a la monarquía absoluta.

c) Surgió la creación de  una república de corte liberal.

d) Se difundió la declaración de los Derechos y los Ciudadanos.

e) la separación de  la Iglesia y del Estado en 1794 fue un antecedente para separar la religión de la política en otras partes del mundo.

f) La burguesía amplió cada vez más su influencia en Europa.

g) Se difundieron ideas democráticas.

h) Los derechos y privilegios de los señores feudales fueron anulados.

i) Comenzaron a surgir ideas de independencia en las colonias iberoamericanas.

j) Se fomentaron los movimientos nacionales.  

 

1.6- El Imperio Napoleónico

En 1799 se instauró un nuevo gobierno en Francia. El Consulado.

Napoleón pretendió legitimar el Consulado, integrado por tres personas, mediante la constitución de diciembre de 1799, Esta estableció un poder legislativo y el sufragio universal, pero todo el poder radicaba en el Primer Cónsul, cargo asumido por Bonaparte.

Su gobierno consolidó los logros de la revolución burguesa, evitando el retorno del absolutismo y alejando del poder a los sectores más radicalizados. Permitió el regreso de los exiliados y firmó el Concordato con la Iglesia para restablecer la paz religiosa, dictó el Código Civil, (1804), que estableció la igualdad con la ley. Se restableció un gobierno central, aumentó la autoridad y eficiencia de la administración pública. Creó la figura de los prefectos, que hacían cumplir las órdenes del gobierno en las provincias y se reformó el sistema de enseñanza.

En el campo militar, Napoleón venció a una segunda coalición. Con Austria firmó el Tratado de Lunéville, (1801), y con Inglaterra el de Amiens (1802).Gracias a estos triunfos, en 1802 Napoleón recibió el título de Cónsul Vitalicio, concentrando casi todo el poder.

Su prestigio y poder crecieron aún más en 1804, cuando se proclamó y coronó a sí mismo como emperador de Francia.

En 1805, Gran Bretaña, Rusia y Austria formaron la tercera coalición El ejército de Napoleón derrotó a los rusos y austriacos en una campaña que culminó con la batalla de Austerlitz. Solo le faltó Gran Bretaña que controlaba los mares, luego que las fuerzas dirigidas por Nelson vencieran a las escuadras española y francesa en la batalla de Trafalgar.

 

1.7- Conquistas de Napoleón

Napoleón expandió su imperio por Europa central y occidental. Derrotó a Prusia, invadió España, disolvió el imperio alemán y los Estados Pontificios, y tomó prisionero al papa. Anexó a sus dominios los Países  Bajos, el noroeste de Alemania y obligó a los Estados de Alemania occidental a organizarse en una confederación dependiente de Francia. Organizó el gran ducado de Varsovia, como protectorado de Francia.

Napoleón era emperador de Francia y rey de Italia, repartiendo los demás territorios entre sus familiares, su hermano José fue rey de España y su hijo Napoleón II, rey de Roma.

 

1.8- El retroceso de Napoleón.

Bonaparte decidió atacar a Gran Bretaña mediante un bloqueo comercial. En 1806 cerró todos los puertos europeos a los productos ingleses, sin embargo la medida fue recibida como una tiranía intolerable por los pueblos europeos que empezaron a organizarse para recuperar su independencia. Es el caso del  pueblo español que inició una dura lucha contra los invasores. Rusia decidió retirarse del bloqueo continental.

Napoleón organizó un ejército y sus tropas alcanzaron a llegar hasta Moscú, la ciudad estaba destruida por un incendio, lo que obligó a Napoleón a retirarse al llegar el invierno.

Aprovechando el desastre, rusos, prusianos, suecos e italianos se levantaron en contra del imperio .Los ejércitos aliados invadieron Francia y derrotaron a las fuerzas de Napoleón en la batalla de Leipzig (1813). 

En 1814, Bonaparte se vio obligado a abdicar y fue relegado a la isla Elba. La monarquía fue restaurada, con la llegada al trono de Luis XVIII, hermano de Luis XVI.

Al poco tiempo, aprovechando las divergencias entre los aliados  y el descontento de los franceses por la restauración de la monarquía, Napoleón escapó y re4gresó a Francia en marzo de 1815, conquistando el poder por otros cien días.

Fue derrotado por el ejército británico, holandés y prusiano en la batalla de Waterloo el 18 de julio de 1815. Napoleón fue desterrado a la isla de Santa Elena donde murió en 1821.     


 


Creado por Portal Educativo. Fecha: 2012-04-06. Se autoriza uso citando www.portaleducativo.net. Prohibido su uso con fines comerciales.
¿Necesitas más ayuda? Revisa nuestros cursos online :)
Homeschool
homeschool
Reforzamiento
Reforzamiento
PSU
psu


¿Entendiste? Cuéntanos si necesitas más ayuda :)
















Max