Perros contestan con desaires a personas que son malas con sus amos


Equipo Portal Educativo


Enemístate con el propietario y puede que tengas que pedir perdón a su perro. En un reciente estudio, que será publicado en la revista Comportamiento Animal, se encontró que los perros generalmente corren sus narices cuando le ofrecen alimentos personas que son malas con sus amos. 




Los investigadores de la Universidad de Kyoto idearon un experimento que demostró que los perros que fueron testigos de como un extraño fue rudo con su dueño, eran menos propensos a aceptar relacionarse con esa misma persona, mientras que eran más proclives a aceptar la comida de un observador neutral.
 
"Hemos descubierto por primera vez que los perros hacen evaluaciones sociales y emocionales de las personas independientemente de su interés directo," dijo Kazuo Fujita, uno de los investigadores. "Esta capacidad es uno de los factores claves en la construcción de una sociedad altamente colaborativa y este estudio muestra que los perros comparten esa habilidad con los seres humanos".
 
El experimento consistió en tres grupos de 18 perros, los científicos probaron cómo reaccionaron a una situación de juego de roles que implicaba que su dueño necesitaba ayuda para abrir una caja. En los tres grupos, al dueño del perro se le unieron dos completos extraños. Veamos los resultados:


Primer grupo:
En el primer grupo, el propietario entró en la habitación y le pidió ayuda a uno de los extraños para abrir la caja, y este no le ayudó. Luego, los extraños le ofrecieron comida al perro y éste no la aceptó.
 

Segundo grupo:
En el segundo grupo, el propietario pidió ayuda a un extraño y éste lo ayudó. Luego el extraño le ofreció comida al perro y éste sí aceptó.


Tercer grupo:
En el tercer grupo, los dos desconocidos actuaron neutralmente cuando el dueño le pidió ayuda. Después de dejar que los perros vean la situación, los dos desconocidos ofrecen al perro algo de comida y éste aceptó.
 
 
Si los perros estaban actuando por puro interés propio, dicen los investigadores, no habría habido ninguna diferencia significativa, pero este no era el caso. Este comportamiento no se ve en los niños humanos hasta que tienen alrededor de 3 años de edad, y es bastante raro en el resto del reino animal.
 

 


Creado por Portal Educativo. Se autoriza uso citando www.portaleducativo.net


¿Te gustó? Comenta y comparte :)








  









Max