La conquista de Chile
Quinto Básico - Actividad Nº 769



Resumen de la conquista de Chile.



   



1- Conquista de Chile
 
La conquista del territorio que hoy conocemos como Chile, se desarrolló a través de dos importantes expediciones.
 
La primera fue llevada a cabo por Diego de Almagro, en 1536, superando grandes dificultades para poder realizar finalmente el trayecto. Viajó a través de la Cordillera de los Andes. El camino fue muy difícil ya que tuvieron que enfrentar la falta de alimento, lo complejo del camino y las bajísimas temperaturas.
 
Finalmente, lograron llegar al territorio chileno por Copiapó hasta el valle del río Aconcagua. Pero al estar establecidos en un campamento los mapuches les enfrentaron fieramente produciéndose la batalla de Reinohuelén en 1536. Diego de Almagro pensó entonces, que los desafíos que debía enfrentar en estas tierras que para él eran indómitas, eran muy grandes ya que no visualizó grandes riquezas y tierras fértiles y provechosas por lo que decidió regresar a Cuzco con su gente. Diego de Almagro murió al año siguiente, ajusticiado por orden de su antiguo compañero de aventuras, Francisco Pizarro.
 
Mas tarde fue Don Pedro de Valdivia quien volvió a enfrentar el desafío de conquistar las tierras al sur del Perú
 
 
1.1- Pedro de Valdivia y la Conquista de Chile
Los desastrosos resultados de la expedición de Almagro, dieron a Chile, entre los conquistadores españoles del Perú, una fama muy triste, de país pobre y miserable. Por ello, le costó a Valdivia reunir gente que le acompañara en su aventura por Chile (150 soldados españoles y 1000 indios).
 
Partió del Cuzco en enero de 1540, y siguió el camino que atraviesa los caminos del norte. Las duras penalidades y fatigas de los avances por el desierto, fueron muy bien soportados por los expedicionarios que llegaron al valle de Copiapó, si contar una baja.
 
La fertilidad del valle les permitió renovar provisiones y reponerse de la fatiga. Allí se tomó posesión formal del territorio.
 
Finalmente, llegó en diciembre de 1540 al valle del Mapocho y aquí, después de reponerse del cansancio del largo viaje, inició el trazado de una ciudad, que fue llamada Santiago de la Nueva Extremadura (12 de febrero de 1541).
 
Se ordenó al recién nombrado alarife Pedro de Gamboa que delineara la nueva ciudad quien lo hizo siguiendo las ordenanzas reales. Dividió el terreno en manzanas y al centro reservó un espacio para la plaza de armas, donde se instaló la picota, símbolo de la justicia. Cada manzana se dividió en cuatro solares, los que fueron asignados a los distintos vecinos en orden a su importancia. Además, la ciudad se organizó políticamente en torno a un Cabildo, compuesto de dos alcaldes y seis regidores. Por su parte, Valdivia era elegido como Gobernador y Capitán General interino de Chile.
 
Posteriormente, con la llegada del barco “Santiaguillo”, se contó con más dotación para continuar la conquista. A mediados de 1544, Juan Bohón fundó La Serena, ciudad cuyo puerto serviría de escala para los viajes al Perú.
 
Por el sur, junto a Gerónimo de Alderete, Rodrigo de Quiroga y a Juan Pastene, Valdivia llegó hasta los 41º de latitud sur, donde llegaron a la bahía de San Pedro. Luego, por tierra, Valdivia realizó un viaje al sur, y llega hasta las inmediaciones del río Bío Bío; pero la bravura de los indios de la región le convence que necesita mayores elementos para intentar su sometimiento. Regresa a Santiago, y se dedica a estimular el trabajo de los lavaderos de oro.






 ¿Te gustó? Envíanos tus comentarios :)