10 cosas que marcan como niño y te afectan en la vida adulta


Equipo Portal Educativo




Diversos estudios explican cómo las experiencias vividas en la infancia pueden afectar el desarrollo de la vida como adulto.




Las experiencias vividas durante la infancia crean patrones de conducta que afectan la vida con respecto a las relaciones de pareja, amistad e incluso puede afectar en el campo laboral. Así lo afirma el sito de tecnología y empresas Business Insider.

Aquí te presentamos 10 puntos importantes a considerar:

 

1- Si tus padres no te dejaron tomar tus propias decisiones puede que seas un adulto codependiente.

Si se tiene un padre que no te permite tomar decisiones como por ejemplo elegir tu propia ropa, tus juguetes o la comida puede  formar a un adulto codependiente.

Esto quiere decir que a medida que se envejece buscarás relaciones en las que la pareja o amigos tomen todo el poder y el control.

 

2- Si tuviste una relación estrecha con tu padre, lograrás mejores relaciones personales.

Si tuviste una buena conexión emocional con tu padre de niño, serás capaz de establecer relaciones saludables con las demás personas. Investigaciones encontraron una conexión entre la calidad de la relación padre-hijo y las relaciones interpersonales más tarde en la vida.

 

3- Si tus padres fueron muy controladores, serás un adulto terco.

La terquedad es un mecanismo de defensa que los niños adoptan para escapar de la voluntad de los padres que los controlan. Es probable también que los niños tengan este rasgo heredado de sus progenitores.

 

4- Si te permitieron ver mucha televisión cuando eras un bebé, es posible que hayas suprimido una serie de habilidades de comunicación.

Después de observar a las madres y los niños en un estudio, los investigadores encontraron que la televisión reduce la comunicación entre padres e hijos. Incluso las respuestas que las madres pueden llegar a dar a sus hijos son completamente distintas a lo que los hijos preguntaron.

 

5- Si de niño viste muchos programas violentos, es probable que de adulto seas más agresivo.

De acuerdo con un estudio realizado durante 15 años, los niños modelan su comportamiento de acuerdo a lo que observan. Si por ejemplo observan escenas de violencia en la tv donde la persona violenta es recompensada por su acción (detective es recompensado por traer a un ladrón luego de un enfrentamiento) el verá la violencia como una herramienta valida para resolver sus problemas y esto se convierte en un hábito en su vida adulta.

 

6- Si fuiste un niño castigado constantemente, puede que te conviertas en un adulto astuto.

En el libro "Drive", del autor Daniel Pink explica que tratar de influir en el comportamiento del niño, ofreciendo recompensas o castigos en realidad no da lugar a la conducta deseada.

En cambio, los niños sólo a trabajar más duro para evitar ser atrapado la próxima vez.

La conclusión es que si recibes castigos constantemente como niño, lo más probable es que el niño recurra a portarse aún más mal y tratará de hacerlo sin ser descubierto. Esto hará que se convierta en un adulto muy astuto.

 

7- Si tuviste algún trauma cuando niño, lo más probable es que seas obeso cuando adulto.

Varios estudios han demostrado que las experiencias traumáticas en la infancia provoca trastornos alimentarios.

 

8- Si fuiste maltratado cuando niño eres dos veces más propenso a estar deprimido en tu vida de adulto.

Un estudio del King’s College en Londres, encuestó a cerca de 26.000 personas sobre los maltrataros que pudieron recibir en su infancia. Los expertos encontraron que quienes habían vivido episodios de violencia, tendían a presentar 2,27 veces más cuadros de depresión en su vida como mayores.

Los maltratos que se tomaron en cuenta para la investigación van desde el rechazo de la madre, la dura disciplina del padre y el auto-daño.

 

9- Si de niño sufriste bullyng,  serás menos funcional como adulto.

Un estudio que dio seguimiento a 7.771 niños británicos cuya edad variaba entre los de 7 a 10 años encontró que las personas que fueron víctimas de acoso cuando niños tenían  peores relaciones, eran más propensos a la depresión, tenían mayor ansiedad, menor nivel educativo y menores ingresos.

 

10- Si tus padres se divorciaron cuando eras niño, tendrás malas relaciones con alguno de ellos en la vida adulta.

Si sus padres se separaron cuando tenía entre 3 y 5 años de edad, es probable que tengas una relación insegura con alguno de ellos cuando seas adulto, según un estudio de la Universidad de Ilinois .

 


Creado por Portal Educativo. Se autoriza uso citando www.portaleducativo.net


¿Te gustó? Comenta y comparte :)








  









Max