Trasplantes de Tejidos y Órganos
Cuarto medio - Actividad Nº 44

 

 

1.- ¿Cómo se llevan a cabo los trasplantes de órganos?

Algunas enfermedades que afectan a determinados órganos del cuerpo resultan severas y agresivas que la única solución para el paciente es un trasplante. El éxito del trasplante de un órgano o del implante de un tejido depende, en primer lugar, de los genes que comparten el donante y el receptor. Mientras más emparentados estén, menor es la probabilidad de rechazo del trasplante.

El tratamiento para evitar que los órganos y/o tejidos trasplantados sean rechazados por los pacientes, incluye el uso de drogas inmunodepresoras o inmunosupresoras, es decir, drogas que disminuyen la intensidad de la respuesta inmune del organismo al detectar un elemento extraño, en este caso, el nuevo órgano.

Uno de los modelos que mayor atención han recibido en el último tiempo para elaborar nuevas estrategias que impidan el rechazo de órganos es el feto humano. El feto es un injerto de tejido extraño a la madre que, a pesar de tener genes de origen paterno, es tolerado por el sistema inmune de ella.

Entre las causas que explican la tolerancia inmunológica del feto por parte de la madre se encuentran la estructura y función de la placenta, pues, en esta zona de contacto placentario entre los tejidos materno y fetal, no se expresan las proteínas, lo que impide su reconocimiento por los linfocitos T maternos y, consecuentemente, el rechazo del tejido fetal. Además, las células del feto participan activamente en la inhibición indirecta de la actividad de las células T maternas, gracias a la secreción de una enzima, que cataboliza, un aminoácido esencial para la nutrición de los linfocitos T.

 

transplantes_tejidos.jpg (579×266)

 

2.- ¿Cómo se realizan las transfusiones de sangre?

Los eritrocitos, células presentes en la sangre, tienen antígenos específicos que determinan cada uno de los grupos sanguíneos. Los cuatro grupos sanguíneos resultan de la combinación de dos antígenos (A y B) y de la presencia de anticuerpos en el plasma. El grupo sanguíneo 0 carece de antígenos A y B. A partir de esta información, se pueden llevar a cabo transfusiones compatibles, evitando las combinaciones que reúnan al antígeno del donante con el respectivo anticuerpo del receptor.

 

transplantes_tejidos_1.jpg (642×401)

 

Luego del descubrimiento del sistema AB0, se han identificado otros antígenos que también se deben tener en cuenta al momento de llevar a cabo una transfusión sanguínea, para reducir la posibilidad de rechazo por incompatibilidad.

Entre los antígenos más importantes se encuentra el factor Rh. Su nombre se debe a que fue identificado en la superficie de los eritrocitos de un tipo de mono, el macaco Rhesus. Dependiendo de la presencia o ausencia de este antígeno, las personas se clasifican como Rh positivos (Rh+) o Rh negativos (Rh-), respectivamente. En condiciones normales, las personas no tienen anticuerpos contra este antígeno  en el plasma, por lo tanto, la herencia del factor Rh sigue un patrón mendeliano, en qué la condición Rh+ domina sobre la Rh-.

transplantes_tejidos_2.jpg (284×230)

 

Cuando una madre Rh- gesta un hijo Rh+, existe la posibilidad de que durante el embarazo, principalmente durante los últimos meses, parte de los glóbulos rojos del feto puedan pasar a la circulación materna, por pequeños defectos de la membrana placentaria o por traumatismos durante el embarazo, por lo que el factor Rh presente en los eritrocitos fetales, y ausente  en los de la madre, puede ser reconocido como un elemento ajeno al organismo, lo que determina la producción de anticuerpos anti factor Rh. Lo mismo puede ocurrir, al momento del parto, cuando la sangre materna y la fetal se mezclan, posibilitando que la madre se inmunice, a causa del factor Rh presente en los eritrocitos fetales.

Los anticuerpos anti Rh producidos por la madre pueden atravesar la placenta y destruir los glóbulos rojos del feto. El desenlace de esta situación puede ser fatal, incluso poco antes del nacimiento o tiempo después de ocurrido este. Este problema se conoce como eritroblastosis fetal o anemia hemolítica. 

transplantes_tejidos_3.jpg (345×382)

 

El riesgo de esta condición de incompatibilidad materno-fetal aumenta en los próximos embarazos, si es que los nuevos hijos también son Rh+. Esto se debe a que la madre ha producido anticuerpos contra el factor Rh, los que pueden cruzar la placenta y destruir los glóbulos rojos del siguiente hijo, e incluso desencadenar una respuesta inmune más intensa.

En casos extremos, las alternativas terapéuticas consideran la realización de transfusiones de sangre intrauterinas. Actualmente, la estrategia que se emplea es preventiva, y consiste en tratar a la madre Rh-, con un suero que contiene anticuerpos contra los antígenos de los glóbulos rojos fetales. De esta manera, se destruyen las células sanguíneas fetales que quedan en el torrente sanguíneo materno y que tienen el antígeno, y con ello se evita la estimulación del sistema inmune de la madre. El plazo máximo para inyectar el antisuero es de 72 horas después del parto, ya que después de este período la madre ya ha sido sensibilizada.

 

 


 

Creado por Portal Educativo. Fecha: 2016-11-25. Se autoriza uso citando www.portaleducativo.net. Prohibido su uso con fines comerciales.
 
¿Necesitas más ayuda?
Crea una cuenta y aprende con nuestros contenidos escolares, videos explicativos, evaluaciones que miden tu avance y profesores online que responden tus dudas.
Regístrate, toma solo unos minutos y puedes cancelar tu cuenta cuando quieras.
 








 
Y accede a los mejores cursos escolares online ;)
Crea una cuenta gratuita

¿Cuál es tu curso?

 




Mensualmente más de 3 millones de alumnos estudian con nosotros.
Crea tu cuenta gratuita

¿Cuál es tu email?

 


Usarás este email para ingresar a la plataforma


Los alumnos aman nuestra metodología de estudio.
Crea una cuenta gratuita

Contraseña


Confirmar contraseña

 




Mensualmente más de 3 millones de alumnos estudian con nosotros.
Crea una cuenta gratuita

Código secreto

 




Mensualmente más de 3 millones de alumnos estudian con nosotros.